lunes, 20 de octubre de 2008

Recomendamos: El patio de mi cárcel

Puede parecer ésta una película al uso, quizá carente de personalidad o con una personalidad tan patria que, por común, ya se ve como inexistente. Puede parecerlo... y quizá lo sea. Sin embargo El patio de mi cárcel es una película que conmueve, que tiene fuerza que no reside en sus virtudes estrictamente cinematográficas sino en la humanidad que desprende. Los personajes del film estimulan nuestros sentimientos y no podemos evitar divertirnos y, sobre todo, sufrir con ellos. Candela Peña y Ana Wagener ofrecen interpretaciones de gran nivel, pero es Verónica Echegui en su papel protagonista quien realmente nos conquista y consigue dejar de ser la Juani para convertirse definitivamente en una de las actrices con un mejor futuro (y presente) del cine español. Una película poco original... pero con corazón.