lunes, 30 de mayo de 2011

Recomendamos: Sound of noise

Bajo la estructura habitual de una película de robos encontramos esta cinta en la que los criminales... sólo quieren tocar música. Se trata de una reflexión interesante sobre las fronteras entre sonido, ruido, música y silencio; sobre cómo el concepto de música (o el de arte en general) nace del valor que le da cada espectador; sobre los límites que se pueden poner a la creación artística; sobre la libertad... Los directores suecos Ola Simonsson y Johannes Stjärne Nilsson realizan su primer largometraje y lo hacen con acierto gracias a una historia original que engancha de primeras. Otro de los aciertos son los dos personajes protagonistas, los interpretados por Bengt Nilsson y Sanna Persson, que llenan de personalidad una cinta cuya genial historia corría el riesgo de engullir el trabajo de los actores. El resultado es una comedia elegante y original que, sin pretensiones, logrará quedarse en nuestra cabeza durante bastante tiempo.