sábado, 27 de septiembre de 2008

Infierno: The machine girl

Japonesas buenorrillas blandiendo katanas, brazos rebozados de tempura, sujetadores-taladro, prótesis en forma de ametralladora o de sierra eléctrica y mucha sangre. ¿Estamos ante una obra mestra? Pues definitivamente no. Y ya es grave que con semejantes ingredientes se pierda el interés del espectador pero es que da la impresión de que el montaje de esta película se hizo en un taller de la guardería. The machine girl demuestra que las ideas originales no bastan para hacer una buena película y que en malas manos pueden incluso llegar a aburrir. Ojalá el cine japonés de serie B no se rinda y siga intentando sorprender, pero hasta que llegue una buena peli dejemos que ésta se reboce en tempura y se fría lentamente en nuestro infierno.