martes, 16 de junio de 2009

En espera: Colin

Cada pocos años aparece en el escaparate internacional una película hecha con cuatro duros que logra abrirse camino entre producciones de mucho más elevado presupuesto. La de este año se llama Colin y es un film británico para el que se han invertido 72 dólares (ya sé que el precio debería ir en libras, pero así es como se encuentra el dato por internet...). El realizador debutante Marc Price nos cuenta aquí una historia de zombis cuyo protagonista es un muerto viviente. Como se nos contaba en las famosas películas de George A. Romero los zombis tienen tendencia a repetir las acciones que realizaban cuando estaban vivos y esa es la idea con la que juega la película: Conocer cómo era la vida del protagonista antes de morir a través de su forma de actuar mientras se está pudriendo. Una idea original, de muy limitado presupuesto, pero hecha con gran pasión. Parece ser que fue muy bien recibida en Cannes y poco a poco está consiguiendo distribución en diferentes mercados. ¿Llegará a nuestro país? Seguro que encontraremos la forma de verla...