martes, 9 de junio de 2009

Saga: La trilogía del perdedor

Entre los años 1996 y 2006 el más conocido de los realizadores finlandeses del momento, Aki Kaurismäki, fue estrenando estas 3 películas que tienen en común el versar sobre individuos que no han tenido demasiada suerte en la vida por diversas razones y tienen diversas carencias. El estilo seco y frío tan propio del director es una constante a lo largo de la trilogía, así como una genial fotografía y un particular sentido del humor. Se nos demuestra aquí que también se puede hacer cine social con un estilo personal y depurado alejado del puro realismo. La música en directo, los perros, los uniformes, así como un final más o menos feliz, son elementos que veremos repetirse en todas las películas. Veamos qué 3 títulos componen esta saga:

Nubes pasajeras

Los protagonistas de esta historia viven el drama del paro. Kati Outinen y Kari Väänänen protagonizan esta cinta que abre la trilogía.



Un hombre sin pasado

Es la más celebrada de las 3 cintas (además de ser nominada al Oscar, volvió del Festival de Cannes con los premios a Mejor Actriz y el Premio Especial del Jurado) y se centra esta vez en el problema de no tener techo (bueno, en realidad ni techo, ni trabajo, ni memoria, ni nombre...). Se trata de la más viva de las películas de la saga y la más cuidada en todos los sentidos. Sus protagonistas son Markku Peltola y Kati Outinen.


Luces al atardecer


Protagonizada por Janne Hyytiäinen, nos cuenta la historia de un hombre cuyas principales carencias son las relaciones sociales: no tiene amigos ni pareja. Veremos que esto le deja muy indefenso ante el mundo y le llevará a vivir situaciones muy desagradables.


A lo largo de esta estupenda trilogía vemos a actores recurrentes contándonos los diferentes dramas que van viviendo estos pobres desafortunados y enseguida nos damos cuenta de lo sencillo que puede resultarnos convertirnos en cualquiera de estos "perdedores". Unas películas muy interesantes con un estilo muy, muy, muy personal.