sábado, 4 de julio de 2009

Recomendamos: Inseparables

Pero no sólo os habéis acordado de Almodóvar en vuestras votaciones, así que también ha salido elegido David Cronenberg. Recomiendo aquí la película que considero su mayor logro: Inseparables. La oscuridad que planea por toda la cinta, así como la arriesgada (y doble) interpretación de Jeremy Irons hacen de esta película algo magnífico e inusual. Para mí, quizá ya lo haya comentado alguna vez, David Cronenberg es el director que mejor rueda las escenas de sexo, y esta no es la excepción que confirma la regla. La película tiene su clímax cronenbergiano (su momento "más Cronenberg") en la escena en la que Jeremy Irons se viste la bata roja para operar con un material algo... inusual. Los fans más fieles del director canadiense quizá se vean defraudados por el tono realista que tiene el film, pero estoy seguro de que si dejan de lado estos prejuicios disfrutarán de esta película tan especial.