sábado, 5 de noviembre de 2011

En espera: Cumbres borrascosas

No soy yo muy de cine de época. Cuando el vestuario, los decorados y el lenguaje desfasado arrinconan a la historia y sus personajes creo que algo falla. Pero no estamos ante una propuesta convencional sino ante lo nuevo de la realizadora británica Andrea Arnold, quien ya ha demostrado anteriormente que sabe en qué puntos de una narración debe poner la atención. Se dice de esta nueva adaptación de la novela de Emily Brontë que es una pieza descarnada, arriesgada, visceral y de imágenes tétricas que sirven de marco estético para la adaptación de esta obra capital del romanticismo. Creo que puede convencer.