jueves, 26 de febrero de 2009

En espera: Yattâman

Un consejo que pocas veces se aplica en el mundo del cine: Si quieres hacer una película friki encárgale el trabajo a un director aún más friki. Aunque no suele seguirse la consigna ésta película es una excepción ya que para adaptar una antigua serie de anime tipo Mazinger Z han encargado el trabajo al que posiblemente sea el realizador con una filmografía más extraña que trabaje hoy en día: Takashi Miike. La película promete ser un sinsentido tras otro rodeada de ritmo, color y personajes caricaturescos. Y, como suele suceder en el cine del director japonés no descartamos que nos deje cara de bobos en varios momentos de su metraje (¿hasta cuántas veces se llega a decir uno a sí mismo "¿pero qué c...?" mientras ve una peli de este hombre?). Buena o mala seguramente no serán adjetivos adecuados para calificarla el día que logremos verla, sino más bien diremos cosas como "extraña", "distinta" o "especial". ¿No es esto suficiente motivación para ver Yattâman?