domingo, 26 de junio de 2011

Recomendamos: Somos lo que hay

Se puede hacer cine de verdadero terror. En este caso no es que se pase miedo viendo la película. El problema viene después, cuando pensamos en lo terrible que es lo que se nos cuenta. Siempre se dice que se teme lo desconocido y por eso, mientras dura el metraje de la cinta, no pasamos ningún temor. Porque todo lo que vemos nos parece muy real. Y eso es lo que asusta, que en realidad pueda haber una familia como la de este film mexicano. Jorge Michel Grau dirige esta oscura cinta sobre el canibalismo de forma asombrosamente madura para un debutante. Con una fotografía cuidada pero que resalta lo sucio, lo turbio y lo asqueroso se nos presenta a una gente de una tibieza moral que produce auténtico espanto. Seguramente se trata de la mejor película en español del pasado año. Pero desde luego, no es para todos los públicos.