jueves, 14 de febrero de 2008

Recomendamos: Black snake moan

El realizador Craig Brewer dirigió esta película tras el éxito de su anterior (y más lograda) Hustle & flow. En Black snake moan se cambia el rap por el blues y prostitución por ninfomanía. Y si a esta última frase le añades Christina Ricci, pues es comprensible que recomiende esta peli. La niña de Casper nos regala su mejor interpretación hasta la fecha (además de algunos planos bastante más desinhibidos de lo que acostumbra) con un enorme Samuel L. Jackson delante. La peli flaquea por su punto moral, sin embargo parte de una sinopsis muy interesante: Una chica se quiere follar a todo lo que se menea cuando su novio se ha ido a la guerra de Irak. Como las cosas no le salen bien un viejo la encadena a su radiador (???!!!) y le canta canciones de blues para "curar su enfermedad". Buenas interpretaciones y... Bueno, vedla y me contáis.